Wikileaks

Gobierno electrónico.

Wikileaks, una ventana en la web.
El presente artículo tiene la intensión de contribuir a la discusión de la entrada a un periodismo de masas que expone los mensajes que los gobiernos ocultan o resguardan, lo cual invita a reflexionar sobre las normativas que regulan el derecho a la información gubernamental, el funcionamiento de los medios masivos de comunicación y la deontología periodística que por una parte refiere a los mecanismos para obtener la información y por otra lo que se encamina al camuflaje de información relevante para la ciudadanía.

Wikileaks, un periodismo sin máscaras.
Tomando como punto de partida el derecho a la información nace un periodismo que se encarga de poner al alcance de la ciudadanía información de carácter público y de interés social. Esta modalidad de práctica periodística se hace presente dado el cuestionamiento hacia el papel de los medios de comunicación en la publicación de notas informativas que lejos de ilustrar el contexto de la realidad de los hechos producen escenarios montados para distraer la atención de la audiencia, lo cual propicia una opinión pública acrítica .

En este sentido, la información oficial de los gobiernos se encuentra a disposición del público sin que las autoridades gubernamentales puedan poner barreras a la filtración de información por parte de programas informáticos o agentes que se vinculan a la red de wikileaks para exponer a la luz pública documentos que muestran las acciones de los funcionarios públicos o la planeación respecto a políticas intergubernamentales, información en su conjunto que debe conocer la ciudadanía para defender sus intereses comunes.

Lo anterior lleva a preguntarse acerca del control y sometimiento en el que se sitúa la sociedad, dada la centralidad de las formas de gobierno que resguardan información tanto a nivel interno como en las relaciones diplomáticas con otros países.

Escribiendo el wikileaks
La forma de comunicar la información se transforma conforme los implementos tecnológicos evolucionan, la dinámica de las relaciones en las redes incrementa su complejidad y la velocidad de acceso se multiplica, por lo cual los procesos de recepción se vuelven más volátiles aunado a la cantidad de datos que pueden compartirse haciendo la red de información más amplia, completa y rápida.

En este ambiente de producción de mensajes, wikileaks se denomina como un proveedor de información calificada que emplea los medios electrónicos para proporcionar un servicio caracterizado por la entrega oportuna, la veracidad, la objetividad y el interés público, principios que fundamentan la labor del periodismo.

Por otra parte, la organización de wilkileaks manifiesta que trabaja con fuentes directas en la adopción de información, lo cual propone un servicio de entrega de información que involucra diversas instancias, agentes sociales u organismos.

Esta manera de participación puede originar oportunidades para construir opiniones calificadas, conocimientos compartidos, en donde los receptores al tener un papel activo puedan ampliar el número de lectores con pensamiento crítico y con ello incentivar la duda frente a las noticias que difunden los medios enfocados a privilegiar intereses privados de grupos de poder empresariales o gubernamentales.

Wikileaks ¿un anillo del gobierno electrónico?
Partiendo de un enfoque interaccional y participativo se entiende por gobierno electrónico “la innovación de los servicios, la participación de los ciudadanos y la forma de gobernar mediante la transformación de las relaciones externas e internas a través de la tecnología, el internet y los nuevos medios de comunicación” (Sotelo, 2001)

¿Por qué se propone un concepto de gobierno electrónico en un texto acerca del periodismo que ejerce wikileaks? Se considera interesante lo que plantea el campo de la gestión electrónica, en lo que respecta a la libertad de expresión, la participación en una línea horizontal entre gobernados y gobierno, apoyada de herramientas tecnológicas que proveen interactividad, dado que esto implica una trasformación de la manera de comunicarse en sociedad.

En este sentido, el gobierno necesitaría plataformas eficientes para dar a conocer la información que la sociedad necesita para su vida cotidiana, en el caso de México la normativa que establece la clasificación de información dispuesta a la ciudadanía se encuentra en la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental.

Los objetivos de la reglamentación de la citada ley enuncian que la información puesta a disposición de la comunidad mexicana debe proporcionarse a través de:

“procedimientos sencillos y expeditos; transparentar la gestión pública mediante la difusión de la información que generan los sujetos obligados; garantizar la protección de los datos personales en posesión de los sujetos obligados; favorecer la rendición de cuentas a los ciudadanos, de manera que puedan valorar el desempeño de los sujetos obligados; mejorar la organización, clasificación y manejo de los documentos, y contribuir a la democratización de la sociedad mexicana y la plena vigencia del Estado de derecho” (Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, 2006).

Estos fines expresan derechos fundamentales propios de una sociedad autónoma, lo cual otorga al ciudadano la facilidad de acceder a diferentes fuentes de información y a su vez reorganizar la información conforme a su particular forma de pensar teniendo la libertad de comparar contenidos e incluso publicar sus conclusiones respecto a un asunto, cuestión que la élite política se niega a aceptar.

De estos apuntes se considera que el acceso a documentos de carácter público es la llave de la emancipación para corregir los desvíos del poder político, tales como la corrupción, el desvío de fondos, las relaciones comerciales que potencian el consumismo extranjero, lo cual beneficia al capitalismo de las empresas trasnacionales en detrimento del crecimiento de la economía nacional, o por el contrario el engaño hacia otros países para que decidan invertir en una nación sin prosperidad económica, ni estabilidad política.

En lo que se refiere al gobierno electrónico, cuyo fin es transparentar la gestión de la administración pública y facilitar al ciudadano los recursos necesarios para mantenerse informado de las acciones gubernamentales, Wikileaks significa precisamente una coyuntura política-tecnológica para conocer aquellos comunicados que establecen entre sí los políticos y que los ciudadanos tienen el derecho de conocer. Pues si bien, el gobierno no sólo está ubicado en la cúpula del poder, sino también, los ciudadanos pueden mostrar su participación y verse involucrados directamente en las actividades del Estado al revisar y evaluar los pasos de los funcionarios en turno.

Acceso a la información por medios híbridos
En las democracias el acceso a la información pública gubernamental es un derecho fundamental que se expresa en la carta magna, teóricamente hablando, porque en la práctica se observan actitudes contrarias de gobiernos centralistas que compran a periodistas coartando su libertad de expresión para omitir información o deformarla con el objeto de mantener a la población pasiva y sin la necesidad de presionar a los gobernantes por el manejo de la administración de los recursos, lo cual expresa la negación a informarse de manera legal de los asuntos de interés público.

Habría que preguntarles a quienes se adjudican el poder de manipular la información, si el hecho de publicar información sobre sus acciones afecta sus interés privados, principalmente los económicos y de aquella imagen de legitimidad que han construido para asegurarse del mantenimiento de sus lugares en la capa social, política y financiera.

Lo anterior procede de la demora por parte los órganos encargados de proveer información pública, quienes bajo procedimientos burocráticos proporcionan tiempos de respuesta extensos que resultan ineficientes, lo cual indica que no se está cumpliendo de manera cabal con lo establecido en las leyes que garantizan tales libertades, tanto en el acceso como en la divulgación de los contenidos que un sujeto puede tener en su poder y que resultan determinantes para que la sociedad se transforme.

El conflicto, a quién seguir y qué decisiones tomar.
En este mundo de lectores y escritores, los procesos para descifrar los contenidos se hacen más complejos, por lo que los usuarios de contenidos informativos deben comprometerse a hurgar entre la pluralidad los mensajes claves que sirven para configurar una mente informada, abierta que va en contra de la censura y busca el análisis a partir de la valoración de diferentes puntos de vista en torno a un tema de interés común.

El adquirir estas habilidades impone una lucha entre comentarios y apreciaciones a los cuales se debe aplicar una lectura estratégica que despierte un sentido revolucionario, en oposición a calificaciones que provienen de élites o grupos que tratan de mantener el status quo.

Información para salir del Status quo.
Un efecto contrario a la permanencia del equilibrio político que proporciona credibilidad a las acciones gubernamentales es el hecho de publicar información “sensible” que puede poner en riesgo los intereses económicos, políticos, culturales, y que son detonadores nuevos conflictos entre países, lo cual se convierte en una fuente de inestabilidad en las relaciones internacionales, las cuales se desprenden a causa de un manejo inadecuado de la política interna y a un exceso de dominio y control de las relaciones con el exterior que de pronto resulta imposible de ocultar y que la fuga de información denominada “sensible” compromete a quienes se ven involucrados en comunicados de orden público que se entablan a nivel ultra secreto.

Un ejemplo que clarifica esta escena y que en definitiva afecta los intereses comerciales es la publicación de los cables de wikileaks con el asunto de las declaraciones en torno a los actos de corrupción del gobierno ecuatoriano los cuales iniciaron efectos entre las relaciones de Estados Unidos y Ecuador .

Notas finales
A manera de conclusión, es posible plantear que Wikileaks presenta una alternativa en la variedad de medios de comunicación que explotan las capacidades tecnológicas para obtener los insumos de noticias y a su vez incorporar plataformas para distribuir secretos de Estado que si bien tienen consecuencias desagradables en gobiernos centralistas que no proporcionan a la ciudadanía información valiosa para orientar sus decisiones, también proporcionan un espacio más para la opinión pública y la redefinición de las fronteras en la forma de hacer política entre países.

Referencias
Ayala, R. (2011). Wikileaks y sus primeras consecuencias en las decisiones gubernamentales. Revista Andina de Estudios Políticos. Ecuador.

Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental. (2006) México.

Sartori, G. (2003) ¿Qué es la democracia? México: Taurus.

Sotelo, A. (2001) El e-goverment: Estrategia para la innovación en el gobierno federal.

Wikileaks. (s.f.). Wikileaks. Recuperado el 28 de marzo de 2012, de Wikileaks: http://wikileaks.org/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo GOBIERNO ELECTRÓNICO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s